Meditación orgásmica: Beneficios y cómo practicarla

La meditación orgásmica busca potenciar el orgasmo, revelando su verdadera naturaleza, capaz de influir en nuestra felicidad y mejorar nuestras relaciones. Te contamos todos los beneficios y cómo practicarla.

por , il

    Meditación orgásmica: Beneficios y cómo practicarla

    Desde Estados Unidos llega una práctica de meditación que pone la atención sobre los genitales femeninos. Se trata de la meditación orgásmica, creada por el investigador Ken Blackman y la escritora Nicole Daedoney, que tiene como principios fundamentales el sexo tántrico y el yoga. Hoy te contamos todos los beneficios de la meditación orgásmica y cómo practicarla.

    Meditación orgásmica: placer experiencial

    Para muchas parejas y singles, acudir a estos cursos que hasta el momento son impartidos por la organización OneTaste (presencial y online) supone una experiencia sexual profunda y liberadora. Por supuesto, si decides practicar meditación orgásmica, o como la llaman sus creadores OMing (OM), no tienes por qué participar en un curso masivo. Los que la han probado aseguran que es una práctica armonizadora de las relaciones que permite fomentar y mejorar la comunicación de pareja de forma significativa.

    La meditación orgásmica es una experiencia profundamente sentida y conectada con el orgasmo. Su duración son 15 minutos, tiempo en el cual un stroker o pareja acaricia el clítoris de la mujer sin otra meta que sentir la sensación de un ‘estado del orgasmo’. En la cultura occidental es común los objetivos sexuales enfocados al clímax del orgasmo, pero la meditación orgásmica busca ir más allá que unos segundos de experiencia física, permitiendo un orgasmo continuo para acceder a un estado óptimo de conciencia provocada por la activación del impulso sexual.

    Los creadores de la meditación orgásmica aseguran que permite ampliar la conciencia del orgasmo, de forma que el orgasmo magnifica, intensifica y vivifica la experiencia cotidiana, teniendo implicaciones positivas en la salud, la felicidad y las relaciones íntimas en pareja de las personas que lo practican. Algunas de las capacidades cognitivas que se desarrollan con la meditación orgásmica son la empatía, la conexión emocional y la generosidad.

    Cómo practicar meditación orgásmica

    La meditación orgásmica se practica en pareja, pero no necesariamente tiene por qué suponer una pareja sentimental. Muchos singles o parejas que les gusta experimentar, acuden a sesiones grupales de meditación orgásmica precisamente para experimentar nuevas sensaciones lejos del aspecto amoroso. Aun así, la práctica por parejas sentimentales crea una profunda conexión que supone un gran paso comunicativo entre la pareja. Por ello, la meditación orgásmica se recomienda tanto como terapia de pareja como individual y tanto si existen problemas de comunicación o problemas sexuales en la pareja como para aquellas parejas que deseen tener experiencias nuevas y profundas en conjunto.

    El primer paso para la meditación orgásmica es la propuesta. Ambos miembros de la pareja deben sentirse con la suficiente motivación para practicarla y es necesario un previo momento comunicativo donde alguno de los miembros proponga tener una sesión de meditación orgásmica.

    meditación orgásmica
    FOTO | Foto: Instagram / OneTaste

    Una vez que la pareja está de acuerdo, se debe crear el ‘nido’ o espacio en el que llevar a cabo la meditación. Se trata de un ritual donde se colocan esterillas de yoga, almohadas y cojines para conseguir crear un entorno íntimo y acogedor. Además, se deben contar con algunos instrumentos, como un reloj, un lubricante íntimo y una toalla de manos. Mientras se prepara el ‘nido’ se deben mantener las luces encendidas para diferenciar este ritual del resto de la meditación.

    preparación meditación orgásmica
    FOTO | Foto: Instagram / OneTaste

    La pareja deberá prepararse para la meditación. La mujer que recibirá la sesión deberá desvestirse de cintura para abajo y tumbarse boca arriba en la esterilla. Su pareja (hombre o mujer), al que se denomina stroker (‘el que acaricia’), se colocará sentado a su derecha, con la pierna derecha bajo las piernas de la mujer y la pierna izquierda sobre la cintura de la misma. Como aparece en la siguiente fotografía.

    Captura de pantalla 2017 06 28 a las 13.15.44 48x48
    FOTO | Foto: Instagram / OneTaste

    El stroker pondrá el cronómetro durante 15 minutos, tiempo en el cual comenzará el proceso de meditación. En un primer momento el stroker debe describir los genitales de la mujer, explicando cómo son y cómo los percibe, como pretende acariciarlos y dónde. Cuando la mujer está preparada, el stroker aplica un poco de lubricante sobre los genitales para proceder a la estimulación del clítoris.

    meditación orgásmica
    FOTO | Foto: Instagram / OneTaste

    El stroker extenderá suavemente el lubricante con el dedo índice izquierdo de abajo a arriba, apoyándose con el dedo pulgar derecho sobre la base de los labios vaginales. La estimulación comienza en el cuadrante superior izquierdo del clítoris con su dedo índice en movimientos de arriba a abajo, aplicando una leve presión. Se trata de un tiempo de estimulación en el que tanto la mujer como su pareja se concentran en los genitales femeninos de la mujer, de modo que puede haber una cierta interacción comunicativa cuando si la mujer desea expresar algún deseo en la estimulación. La idea es profundizar la comunicación y la confianza.

    meditación orgásmica
    FOTO | Foto: Instagram / OneTaste

    Durante los últimos dos minutos, se ayuda al cuerpo femenino a recuperar la calma. El stroker deberá poner su mano derecha sobre la izquierda, presionando y tapando suavemente los genitales de la mujer. Es necesario este proceso en el que se vuelve al punto de origen, pues la experiencia de meditación orgásmica necesita un tiempo posterior de comunicación.

    meditación orgásmica
    FOTO | Foto: Instagram / OneTaste

    El stroker limpia con la toalla el exceso de lubricante con movimientos suaves y delicados. Y la mujer se vuelve a vestir, con el objetivo de compartir la experiencia de forma hablada. Expresar las sensaciones que ambos han sentido física y emocionalmente. Aunque muchas parejas tengan el deseo de continuar con una relación sexual, es importante no saltarse esta última fase para que la experiencia de la meditación orgásmica sea completa y cumpla con sus objetivos de fortalecimiento positivo en la pareja.

    También te puede interesar: Kung fu vaginal: Ejercicios de suelo pélvico con peso para tener mejores orgasmos y El Kamasutra ruandés: La eyaculación femenina en Ruanda