Miedo a no ser buena en la cama: Cómo superarlo

El miedo a no ser bueno en la cama es algo muy común que no debe condicionarnos en la relación. Si quieres saber por qué te pasa, no te pierdas el artículo.

por , il

    Miedo a no ser buena en la cama: Cómo superarlo

    Parece que la sociedad te exige plantearte sobre el ser bueno o no en la cama, y esto es algo que puede llegar a presionarnos en gran medida, hasta el punto de destruir la magia y la confianza de la relación. Tener miedo a decepcionar a tu pareja en el sexo es algo mucho más habitual de lo que parece y sucede por igual a hombres y a mujeres. Hoy hablamos sobre cómo superar el miedo a no ser buena (o bueno) en la cama.

    No nos engañemos, todos en algún momento nos hemos sentido mal por no cumplir con las expectativas en la cama. Y más de una vez hemos dejado (o nos han dejado) con cara de ‘¿pero qué ha pasado aquí?’

    Pero una cosa es tener una mala experiencia alguna vez, y otra muy distinta vivir con un miedo constante a no satisfacer las necesidades sexuales de la pareja, lo que puede afectarnos emocionalmente de forma personal, así como complicar en exceso la relación de pareja.

    Si padeces de miedo a no ser buena en la cama es importante que aprendas a detectar las razones y comiences a buscar soluciones para sentirte mejor. Sigue leyendo.

    Por qué aparece el miedo a no ser bueno en la cama

    Altas expectativas

    Tener altas expectativas de cómo debe ser el sexo con nuestra pareja o cómo queremos ser como pareja sexual, puede llegar a generar ansiedad, hasta el punto de bloquearnos. Y es que estamos constantemente bombardeados con vídeos e imágenes sobre la idea del ‘sexo perfecto’, por lo que es habitual que tendamos a imaginar nuestras relaciones sexuales como escenas de películas. Sin embargo, nada más lejos de la realidad.

    En primer lugar porque las películas son ficción y pocas veces demuestran realidades sobre el complejo mundo de la sexualidad. Si no nos crees, mira las cosas que no pasan el sexo real y solo en las películas.

    En segundo lugar, porque la mayoría de personas no tienen un recorrido sexual tan amplio como a veces creemos. Es decir, es normal tener dudas sobre el sexo y mucha desinformación.

    Ser inexperta en el sexo

    Para las personas inexpertas en el arte del amor, es natural sentir dudas y miedo a no satisfacer a su pareja. Es una de las razones más comunes, que suelen disiparse con el tiempo y la experiencia.

    Malas experiencias del pasado

    Haber tenido una pareja demasiado exigente en el ámbito sexual o incluso en el emocional puede afectar el autoestima de las personas, hasta el punto de vivir pensando que nunca se es suficiente buena amante para una nueva pareja.

    Otras personas pueden llegar a pensar que son malas amantes precisamente porque nunca han disfrutado plenamente de una relación sexual, ya sea porque no había feeling con sus anteriores parejas o bien por condicionamientos internos que no las dejan tener una vida sexual positiva.

    Problemas de autoestima

    Algunas personas enfocan su miedo a no ser buenas en la cama porque no se sienten sexys o sensuales o incluso ‘suficientes’ para su pareja. Los problemas de autoestima pueden llegar a influir negativamente en una relación en todos los niveles, también el sexual.

    Vergüenza a probar cosas nuevas

    En otras ocasiones, el miedo a no ser buena o bueno en la cama se desencadena por la imposibilidad de abrirse a nuevas experiencias. Por ejemplo, personas tímidas e introvertidas suelen sentirse avergonzadas con algunas actividades sexuales que sus parejas desean hacer con ellas. Al negarse, se pueden llegar a sentir frustradas al pensar que sus parejas se sienten insatisfechas ante su negativa, incluso aunque no sea así en realidad.

    Cómo perder el miedo a no ser buena amante

    Nadie es bueno o malo en la cama

    Lo primero que tienes que tener claro, es que nadie es bueno o malo en la cama. Es decir, a cada persona le gustan unas cosas determinadas y nunca se puede ser bueno para todo el mundo. Además, el sexo no es una máquina perfecta que siempre funcione. Todas las parejas experimentan altibajos en sus relaciones sexuales, todas pueden tener un día fabuloso en la cama y una noche desastrosa en otra ocasión.

    Trabaja en tu autoestima

    Lo más importarte es conseguir tener confianza en ti misma y una gran autoestima para así mejorar la intimidad con tu pareja.

    Ser sexy no significa ser igual a un estereotipo de mujer o de hombre, sino que tiene más que ver con la autonomía y la confianza en tu cuerpo y tus acciones. Es importante que trabajes en reafirmaciones sobre los aspectos negativos que encuentras en el sexo. Por ejemplo: si no tienes experiencia, tómatelo como una oportunidad para disfrutar de las cosas nuevas que el sexo te puede ofrecer.

    Comienza por ti misma

    Una de las mejores formas de superar el miedo a no ser buena en la cama es comenzar a experimentar tu propia sexualidad. Entender lo que te gusta y lo que te aporta placer puede ayudar a mejorar tu empatía sobre lo que le gusta a tu pareja. Descubrir tu cuerpo poco a poco también te ayudará a superar tabúes y miedos con respecto al sexo. Te recomendamos leer las formas de masturbarse más placenteras e innovadoras.

    Infórmate sobre sexualidad

    Como se suele decir, la información es poder. Te sentirás mucho más cómoda en tus relaciones sexuales si estás más informada sobre sexualidad. Puedes hacerlo desde aquí mismo. En EllaHoy siempre intentamos estar al día de lo último relacionado con las relaciones de pareja y el sexo, como posturas sexuales del kamasutra para hacer el amor de pie, juegos preliminares para aumentar el placer o juguetes sexuales para parejas.

    Deja atrás el pasado y vive el presente

    El que hayas tenido malas experiencias no significa que se vayan a repetir. Lo importante de este tipo de situaciones es que aprendas de ellas para que no puedan volver a afectarte en el presente. Además, siempre puedes buscar ayuda con algún tipo de terapia para superarlo.

    No te sientas culpable al decir no

    Tienes todo el derecho a decir ‘no’. Si no quieres vivir ciertas experiencias sexuales no tienes por qué hacerlo aunque sea un deseo de tu pareja. Entender que muchas veces las fantasías sexuales son juegos de la imaginación que no siempre se tienen por qué hacer realidad para que disfrutemos con ellas, es el primer paso para vivir sin culpa.

    Decir ‘no’, no significa dejar insatisfecha a tu pareja. Puedes disfrutar muchísimo con tu pareja con los ‘síes’ con los que te sientas cómoda y feliz. Recuerda que se trata de disfrutar en pareja, dejarte llevar hasta donde te sientas lista y divertirte.

    Si eres una persona demasiado cerrada a la sexualidad y a nuevas experiencias sexuales, mira en tu interior para entender por qué eres así y qué puedes hacer para cambiarlo. Pero el cambio es algo que debe ir a tu ritmo, bajo tus condiciones y nunca bajo las imposiciones de otros. Es tu vida, es tu cuerpo y es tu sexualidad. Apoderarte de ti misma es el primer paso para disfrutar del sexo.

    La cama es importante

    Es cierto, que el sexo en una pareja es algo muy importante, pero un buen sexo siempre nace del amor, la confianza y el respeto hacia la otra persona. Sé tú misma, confía en tu pareja para abrirte emocional y sexualmente y todo irá sobre ruedas.

    i

    Texto revisado por Sandra Llorente