Cómo reaccionan las células de la piel a los tatuajes

Si estás pensando en utilizar tu cuerpo como lienzo te interesa saber cómo reaccionan las células de la piel a los tatuajes.

por , il

    Cómo reaccionan las células de la piel a los tatuajes

    Los científicos han hallado la respuesta a cómo reaccionan las células de la piel a los tatuajes, y la clave de que se mantengan visibles con el paso del tiempo está en los macrófagos, células que directamente engullen la tinta. Hacerse un tatuaje ha dejado de ser una excepción, y de hecho, los dibujos en la piel como lienzo no solo pueden ser el principio de la adicción a los tatuajes, sino que pueden resultar muy difíciles de borrar. Y precisamente encontrar una técnica aún más eficaz para eliminar los tatuajes era el objetivo de la investigación realizada en Francia, en el Centro de Inmunología de Marsella-Luminy.

    Los investigadores indagaron en qué son los macrófagos, y sobre todo, qué proceso facilita que la tinta de los tatuajes permanezca en la piel durante años. Unas pequeñas células del sistema inmunitario, localizadas en los tejidos, cuya principal función es la de ingerir las bacterias, sustancias de desecho o residuos extraños que se introducen en el organismo. Y este proceso denominado fagocitosis es el que permite asociar a estas células de la piel con la permanencia de los tatuajes en la piel.

    ¿Cómo reacciona la piel después de un tatuaje?

    celulas piel tatuajes

    Los investigadores, cuyo estudio se ha publicado en la revista de divulgación científica Journal of Experimental Medicine, han constatado que los macrófagos no sólo ingieren el pigmento de la tinta del tatuaje, sino que lo mantienen retenido hasta que la célula muere. Cuando esto sucede, liberan la tinta que otros macrófagos se encargarán de volver a fagocitar, y así sucesivamente, lo que explica que el tatuaje no llegue a desaparecer. Este proceso también explicaría por qué en algunas ocasiones el color del tatuaje varía.

    La reacción de estas células se produce de manera inmediata, al clavar la aguja en la piel. El estudio se basa en los ensayos realizados con ratones de laboratorio. Tras ser tatuados, se manipuló géneticamente a los ratones para eliminar a los macrófagos de la piel. El resultado fue que a las pocas semanas surgieron nuevas células de este tipo que se encargaron de volver a ingerir los pigmentos de la tinta para seguir haciendo visible el tatuaje.

    Eliminar los tatuajes con láser es una de las técnicas más modernas y que precisamente se basa en eliminar los macrófagos de la piel, aunque esto no limita la actividad de nuevas células que retomarán el proceso.