Cronobiología: los horarios del cuerpo humano

Descubre qué es la cronobiología y cómo te ayuda conocer los horarios del cuerpo a mejorar tu bienestar.

por , il

    Cronobiología: los horarios del cuerpo humano

    La cronobiología se basa en aprender a escuchar nuestro cuerpo, y en especial, a conocer los horarios del cuerpo humano. Ritmos biológicos a los que si prestamos atención nos ayudarán a mejorar nuestra salud física y emocional. ¿Sabías, por ejemplo, que las 10 de la mañana es la mejor hora para tomar decisiones importantes? Descubre qué es y qué te aporta la cronobiología.

    La cronobiología, término que deriva del griego kronos (tiempo), bios (vida) y logos (estudio), mantiene que atendiendo a la hora del día el cuerpo está más o menos preparado para realizar determinadas actividades. Nos guiamos por las agujas del reloj a lo largo de las 24 horas, pero ¿por qué no hacerlo por nuestros ritmos internos? Ritmos diarios implicados, por ejemplo, en las señales de hambre y saciedad, en los ciclos de sueño y vigilia…

    Cronobiología y ritmos biológicos

    cronobiologia ritmos cuerpo

    La cronolobiología es una disciplina de la biología que estudia los ritmos biológicos, y que pueden ser anuales, estacionales (el ciclo de la menstruación) o diarios. A los ritmos biológicos diarios se les denomina ritmos circadianos, responsables de que nuestro cuerpo funcione de manera diferente en función de las horas del día y de factores ambientales como la luz o la temperatura.

    Respetar los ritmos circadianos, tal y como mantienen los expertos, ayuda a mejorar la calidad de vida y, con ello, el bienestar físico y mental.

    El reloj interno del cuerpo

    Estas son las mejores horas del día, según el reloj interno del cuerpo, para realizar algunas actividades:

    • 10 horas. Después de dormir, y una vez nos hemos despertado completamente, es la mejor hora para reflexionar y tomar decisiones.
    • 14 horas. Comer como máximo a las 2 de la tarde, y cenar antes de las nueve, porque a partir de las diez el sistema digestivo se ralentiza. Mantener unos horarios regulares de comidas es clave para no desajustar el metabolismo.
    • 16 horas. La mejor hora, según la Universidad de Harvard, para centrarse en la tarea de estudiar, después de haber comido.
    • 18 horas: La hora más adecuada para hacer ejercicio físico, al considerar que es cuando el cuerpo alcanza su punto máximo de fuerza y flexibilidad.
    • 24 horas: La mejor hora para regenerar el cuerpo, cuando aumenta la producción de melatonina implicada en la regeneración de las células, siendo además importante que nos pille durmiendo, y de ahí la importancia además de cuidar la higiene del sueño.