Descubren un nuevo órgano en el cuerpo humano

Tenemos un órgano más en el cuerpo humano, según la ciencia. ¿Sabes dónde está y para qué sirve el nuevo órgano descubierto?

por , il

    Descubren un nuevo órgano en el cuerpo humano

    La ciencia ha identificado un nuevo órgano en el cuerpo humano. Es el intersticio, definido por primera vez por la ciencia como un órgano, porque lo cierto es que ya estaba ahí, debajo de la piel y recubriendo el tracto digestivo, pulmones, arterias, venas y sistemas urinarios. Un importante descubrimiento, por las implicaciones del intersticio en la anatomía humana, ya que afecta a la función de todos los órganos.

    Y no es la única sorpresa que desvela el estudio realizado por investigadores de la University School of Medicine de Nueva York, y publicado por Scientific Reports, ya que el intersticio podría ser el órgano del cuerpo humano más grande, característica que hasta ahora distinguía a la piel. Un hallazgo científico sorprendente y que no debemos subestimar, porque en este caso no se trata de uno de los órganos de los que puedes prescindir, porque este es imprescindible para el cuerpo humano.

    Nuevo órgano del cuerpo humano

    nuevo organo cuerpo humano

    El intersticio, que se extiende por todo el cuerpo, es un tejido esencial para el funcionamiento de todos los órganos. Hasta ahora, porque según el equipo de patólogos que ha llevado a cabo este estudio lo que se creía una capa de tejido conectivo denso y sólido, en realidad es un conglomerado lleno de líquido sustentado por una red de proteínas de tejido conectivo fuertes (colágeno) y flexibles (elastina), actuando como amortiguadores de los tejidos para el correcto funcionamiento de los órganos, músculos y vasos.

    La pregunta que surge es por qué no se había visto antes que reunía las características para ser considerado un órgano. El descubrimiento, según los autores del estudio, ha sido posible a una nueva técnica de observación basada en sondas (endomicroscopia en vivo) que brinda una vista microscópica de los tejidos vivos el equipo de investigadores.

    Con las técnicas estándares de observación de la anatomía humana no se habían detectado las características del intersticio para ser considerado un órgano más. Un descubrimiento que abre nuevas de investigación, entre ellas las posibilidades que brindaría para mejorar el diagnóstico de determinadas enfermedades, como el cáncer. Y, de hecho, los investigadores apuntan a que el hallazgo de este líquido en movimiento desvelaría también la causa por la que el cáncer que invade esta parte del cuerpo se propaga con más facilidad.

    La ciencia sigue planteando nuevos retos para seguir desvelando los secretos y curiosidades del cuerpo humano, y al que ahora la ciencia asegura que hay que sumar un nuevo órgano.