Trastorno de compra compulsiva: qué es y cómo tratar

Descubre cuándo el hábito de comprar se convierte en obsesión siendo víctimas del trastorno de compra compulsiva.

por , il

    Trastorno de compra compulsiva: qué es y cómo tratar

    Se calcula que aproximadamente un 6% de la población padece este trastorno que, entre otras consecuencias, puede conllevar trastornos emocionales (estrés, ansiedad, depresión…), sentimiento de culpa, conflictividad familiar y, en algunos casos, llevar a contraer deudas económicas innecesarias.

    El trastorno de compra compulsiva puede ser considerado como uno de los nuevos trastornos de la salud mental, directamente asociado a una sociedad materialista y con tendencia al consumismo. Un trastorno que se puede ver acrecentado por las compras online.

    Aunque es más frecuente en mujeres que en hombres, ambos pueden padecer esta adicción social (la dependencia no es de una sustancia sino de una actividad social) con la misma severidad, situándose la edad media de inicio del trastorno entre los 18 y los 30 años. Aunque si se trata de buscar diferencias quizá puedan encontrarse en el tipo de productos que suelen comprar de manera compulsiva. Ellas se decantan más por la ropa, zapatos, joyas, productos de belleza; ellos, aparatos eléctricos y herramientas para el hogar.

    Trastorno de compra compulsiva, ¿qué es?

    comprador compulsivo

    El trastorno de compra compulsiva (CC), también denominado oniomanía, se puede definir como el deseo persistente, excesivo e irrestible de comprar cosas que no se necesitan. La recompensa no es el objeto en sí, sino el proceso de compra. Un consumo que no se planifica. Tal y como señalan los expertos en psicología, suele estar asociado a otros trastornos de ansiedad, del estado de ánimo, del control de impulso y otros trastornos de la conducta alimentaria.

    Este trastorno no desaparece solo, ya que los episodios de compra tienden a ser cada vez más frecuentes. Además, a la necesidad imperiosa de comprar suelen suceder sentimiento de culpa, tristeza o frustración. De ahí la importancia, primero de reconocer que se tiene este problema y, en segundo lugar, ponerse en manos de un psicólogo.

    Síntomas de comprador compulsivo

    ¿Tienes problemas de control con las compras?, ¿te sueles sentir culpable por haber comprado o gastado más de lo planificado o por haber adquirido objetos innecesarios?, ¿intentas ocultar o engañar sobre el precio de lo comprado para evitar una reprobación familiar? Son algunas de las preguntas incluidas en uno de los test de adicción a las compras publicados en nuestro país.

    ¿Cuáles son las señales que deben alertarnos?

    • Deseo irrefrenable de realizar una compra.
    • Ansiedad en centros comerciales y otras tiendas.
    • Nerviosismo e irritabilidad cuando no se puede hacer la compra deseada.
    • Sensación de pérdida de control (para no hacer la compra o para no gastar más de lo debido).
    • Pérdida de la concentración en otras actividades.
    • Tendencia a mentir sobre la compra realizada (en especial, sobre el precio).
    • Sentimiento de culpa (los compradores compulsivos prefieren comprar solos).